El grafiti más antiguo de la ciudad está en Vegueta

En algún momento entre 1919 y 1920, un hombre raspillaba las paredes de su casa sacando a la luz dos textos escritos con caracteres de pendolista del siglo XVIII.

El descubrimiento lo hizo el ingeniero don José Hidalgo Navarro, en el nº 2 de la calle Herrería, en Vegueta. Una casa de estilo colonial con un largo balcón de tea, celosias y bellos ventanales.

Uno de los textos desapareció totalmente por la obra de raspilleo, el otro se conservó y aún puede verse. El texto en cuestión dice:

Machado ya estás servido
todo el pueblo está contento
pues vuest eleción asido
hacer al mexor talento,
lo de Justicia debido

1771

Sobre el mencionado texto, y a modo de escudo personal, destaca un bonete de sacerdote o birrete de caballero togado, y bajo el mismo, un víctor entre palmas. Como se ve, el texto realza unos méritos, y el bonete clerical perfila la personalidad del elogiado, pero ¿a quién se refería?

Todo parece indicar que iba dirigido al Doctor don Felipe Machado Spínola y Lugo, natural de La Orotava, Canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Canarias e Inquisidor Apostólico del Reino de Cerdeña, hijo de don Sebastián Machado y Lugo, y de doña María Barroso de Chávez, que por razones de su cargo eclesiástico hubo de vivir en la mentada casa cuando fue exaltado a la alta dignidad de Inquisidor.

La posible casa del Inquisidor Machado perteneció en el siglo XVII a don Juan Tomás de Zigala. Bastantes años después, fue habitada por el renombrado canónigo y arquitecto don Diego Nicolás Eduardo, autor de múltiples planos de obras sobresalientes, entre ellas la de parte del templo catedral.

La próxima vez que pase por la calle Herrería fíjese en esta pintada. Una curiosidad más del casco antiguo de Las Palmas de Gran Canaria.