La casa de los Sarmiento

A las afueras de Santa Brígida, en la falda de una escarpada montaña, reposan los restos de una mansión triste y solitaria. Oculta en el bosque y devorada por la naturaleza, desde la carretera pueden verse sus torreones, que aún conservan parte de su nobleza. En el pueblo todos conocen la historia de esta casona abandonada, de difícil acceso y arquitectura enrevesada. La casa de los Sarmiento; es así como la llaman. En sus muros, escrita la leyenda de un caballero, cuya fama y dinero no pudieron evitar que cayera en el más profundo de los sueños. Una antigua señora visitó sus aposentos, para arrancar su alma de su cuerpo y dejar a su viuda entre lamentos. La muerte llevó a la familia a la pobreza, y la casa cayó en el olvido, bajo la maleza. Es la casa de los Sarmiento, ese es su nombre, y es todo cierto.